Marketing de nostalgia

La nostalgia es un sentimiento de anhelo por el pasado o por un mundo ideal que puede ser explotado por mercadólogos y publicistas a través de lo que llamamos el marketing de nostalgia o vintage marketing.

Según estudios, los consumidores estamos dispuestos a gastar más cantidad de dinero en productos que nos recuerdan a tiempos pasados y que nos ayudan a recrear sentimientos de calidez y seguridad que pudiéramos haber tenido en épocas más felices. Gracias al neuromarketing sabemos que el concepto de seguridad es muy importante en momentos de incertidumbre como los que vivimos actualmente.

Los principales objetivos de este tipo de marketing son:

  • Establecer un vínculo emocional con los consumidores, y que así, la conexión marca-consumidor quede reforzada.
  • Activar el punto débil de las generaciones más longevas.
  • Construir una lovemark para revivir experiencias que nos hicieron felices y que marcaron una época de nuestra vida.
  • Practicar branding emocional que activa los sentimientos y crear un engagement que nos hace sentir identificados con el producto.
  • Recuperar viejos modelos de sus productos, diseños y estilos con el objetivo de llegar a consumidores no tan jóvenes.

Las estrategias de este tipo de marketing de nostalgia que pueden usar las marcas son fundamentalmente:

  • Lanzamiento de campañas que evoquen al pasado mediante canciones o imágenes.
  • Desarrollar productos nuevos con aire vintage.

Estas estrategias buscan crear una respuesta emocional por parte del consumidor reflejados en jingles, logos, símbolos, tipos de fuente…

STRANGER THINGS COMO EJEMPLO DEL MARKETING DE NOSTALGIA

Stranger Things es una serie original de Netflix, estrenada este pasado 15 de julio del 2016, ambientada en los años 80. En tan solo dos meses ha conseguido miles de fieles admiradores, sobre todo aquellos niños y jóvenes que vivieron en esos años.

marketing-de-nostalgia-strangerthings-smileads

Las claves de su éxito, a parte de utilizar el storytelling contando una historia que emociona al consumidor, son las referencias a la cultura pop de los 80: Spielberg, ET, los Goonies, Encuentros en la tercera fase, Star Wars…están presentes durante los ocho capítulos que dura la temporada.

También es muy importante el tipo de fuente utilizada para el título de la serie en la cabecera y los créditos, inspirada en las portadas de los libros de Stephen King, escritor al que tambén se homenajea a lo largo de la serie.

La música, temas que ese escuchaban en los años 70 y 80, también es un factor decisivo a la hora de conectar con ese tipo de audiencia, ya que recrean sensaciones que les resultan familiares.

Dicho de otra manera, Stranger Things apela claramente al marketing de nostalgia mediante todos estos elementos mencionados anteriormente. Aprovecha las referencias a los años 80 para conectar y establecer un vínculo emocional con las generaciones que vivieron esos años.

En definitiva, este tipo de marketing que está cada vez más en auge, tiene como fin evocar sentimientos del pasado aplicados en productos o servicios de hoy y ofrecer emociones, tocar la fibra sensible e invadir el plano emocional de los consumidores para aumentar las ventas.