El nuevo algoritmo de Instagram: cómo afecta a tu empresa

Instagram se encuentra en pleno momento de cambios. Si sois usuarios habituales de la red social, seguramente os hayáis dado cuenta que en los últimos meses la compañía no ha parado de hacer cambios: de logotipo, forma de mostrar las notificaciones, vídeos, etc. El último, y más importante, la implantación de un nuevo algoritmo que modificará el orden en el que se muestran las fotografías pero, ¿qué supone verdaderamente para las empresas? ¿por qué se ha instaurado? Os lo contamos a continuación…

¿Por qué un nuevo algoritmo y qué supone?

Cuando en el mes de marzo Instagram comenzó a probar su nuevo algoritmo entre los usuarios saltaron las alarmas. Parece ser que a la mayoría de la gente no les gustó demasiado la idea de que pudieran perderse contenido de la red social por no aparecer este mismo en orden cronológico. Sin embargo, según Instagram, con el algoritmo antiguo, el 70% del contenido se perdía y los usuarios nunca llegaban a verlo y, si es verdad que nos perdemos el 70% de contenido, ¿no será mejor perder el que no nos interesa? Precisamente, eso nos decía el cofundador de Instagram (Kevn Systrom): ”El nuevo algoritmo trata de asegurar que el 30% que se ve es el mejor 30% posible”. En estas mismas pruebas realizadas en marzo, se pudo comprobar que los usuarios interactuaban más con el contenido.

Pero, ¿qué tendrá ahora en cuenta Instagram a la hora de mostrar nuestras fotos? En primer lugar, prestará atención al momento de la publicación, es decir, cuanto más reciente sea, más posibilidades tendrá de ser mostrada (esto, como veis, es muy parecido al algoritmo antiguo). En segundo lugar, y aquí viene la innovación, se mostrará dependiendo la interacción que un usuario tenga con tus fotografías.

Los pros y contras del nuevo algoritmo de Instagram

Los mayores beneficios vienen dados por esas tasas de interacción de las que hablábamos antes que, además, están respaldadas por casos como el de Twitter. Cuando la famosa red social del pajarito cambió su algoritmo a uno parecido al que está comenzando a implantar Instagram, el engagement de la página subió notablemente: los usuarios Retuiteaban y tuiteaban más, así como también se generaron un mayor número de comentarios.

Además de los aumentos en la tasa de interacción, otro de los grandes beneficios es lo que comentábamos anteriormente: cada vez hay más usuarios en Instagram, cada vez seguimos a más cuentas y cada vez hay más contenido ruido en nuestro timeline. Todo ello hace que perdamos gran cantidad de publicaciones que sí nos resultan interesantes. Con este nuevo algoritmo se intenta dar una solución a este problema.

Por lo tanto, para los grandes creadores de contenido, los usuarios que tienen una gran audiencia, este nuevo algoritmo de Instagram les estaría beneficiando notablemente. Sin embargo, para el usuario medio, la situación es más preocupante. Si sus fotos no reciben mucha interacción, es posible que su contenido quede oculto bajo otras cuentas de usuarios. Además de esto, uno de los mayores contras que supone este cambio es la pérdida de control por parte del usuario del contenido que quiera ver, ahora él no elige, sino que lo hace Instagram por él.

¿Qué deben hacer las empresas frente al nuevo algoritmo de Instagram?

La situación es un tanto complicada para las empresas, las cuales, están preocupadas ante la instalación de un algoritmo estilo al de Facebook, en el que solo se muestran los mensajes a un 3% de los seguidores. La interacción en Instagram siempre es mucho mayor a la que se encuentra en Facebook y, ahora, las marcas se preocupan ante una posible caída de su engagement y hacia el posible rumbo comercial que esté tomando Instagram porque, si se parece al de Facebook, tendrán que gastar mucha más cantidad de dinero para que sus mensajes se sigan viendo.

Pero, ¿qué deben hacer al respecto? Las empresas, a partir de ahora, tienen que empezar a priorizar en la calidad del contenido. Ya no les servirá publicar más para llegar a más gente. Es decir, las empresas deben priorizar la calidad frente a la cantidad. Realizar llamadas a la acción en las fotografías que publiquéis para generar interacción, también es una buena manera de seguir llegando a la gente a la que interesa tu perfil. Además, se debe tener en cuenta cuáles son los gustos de nuestros seguidores, así como sus características demográficas. Para todo ello, Instagram implantará a lo largo del año su herramienta de analítica, llamada Insights. Para utilizar esta herramienta, deberás cambiar el perfil personal de tu empresa a un perfil de empresa (opción que también estará disponible en los próximos meses)

Dentro de este terreno encontramos 2 novedades que están previstas que lleguen en breves a EEUU, Australia y Nueva Zelanda (y al resto de países a finales de año):

  • Una pestaña de contacto: Las cuentas de empresas de las que hablábamos empezarán a contar con un botón de contacto que hará que la comunicación entre usuario y marca sea más directa. Sin necesidad de buscar el mail en una página externa para preguntar dudas, simplemente con pinchar en el botón ya estaréis en contacto. Además de esto, los perfiles comerciales de Instagram incluirán mapas donde se mostrará la ubicación de la marca o empresa.
    Los perfiles de empresa también podrán categorizarse, es decir, posicionarse en un sector. Posiblemente los cambios que Instagram está haciendo en su pestaña de explorar vayan también en la dirección de mostrar categorías de empresa, al estilo de lo que hace Google + con sus colecciones o comunidades.
  • Un sistema de estadísticas (‘Insights’) en el que se recibirá información sobre los seguidores del perfil: cuándo y cuánto se conectan los usuarios, cuántas impresiones ha tenido una publicación, datos demográficos de los seguidores (país, ciudad de residencia, edad, etc.)

Para tranquilidad de usuarios y marcas, Instagram ha declarado que no va a hacer ningún cambio que no suponga una mejor experiencia en el uso de su aplicación. ¿Vosotros qué opináis de este cambio?

SHARE THIS