El futuro del Neuromarketing

El Neuromarketing es una disciplina que se encarga de estudiar cambios en el cerebro y el cuerpo a través de tecnologías científicas para analizar las respuestas inconscientes de los consumidores a los estímulos del marketing.

A diferencia de la investigación convencional, no se conforma con declaraciones verbales, sino que va más allá, queriendo desentrañar el efecto del inconsciente y las emociones en la toma de decisiones. Permite obtener información sobre procesos mentales que no percibimos de manera consciente, pues el 85% de nuestras decisiones de compra las realizamos de manera inconsciente.

¿Pero cuál es el futuro del Neuromarketing?

Antes requería de un gran presupuesto al que solo accedían los grandes anunciantes, como Coca-Cola que fue de las pioneras en esta disciplina, pero cada vez es más accesible y está al alcance de cualquier anunciante gracias al aumento del uso de los servicios web automáticos y dispositivos de recopilación de datos.

Los anunciantes están deseosos de conocer, no solo lo que piensan sus consumidores, sino lo que sienten con su marca, y el Neuromarketing analiza el efecto que tiene la publicidad y otras acciones comunicativas en el cerebro humano, a través de estímulos como son los colores, las formas, los espacios, los olores…por lo que los cinco sentidos son fundamentales.

erebro_neuromarketing_smileads

Algunas de las herramientas que se usan en el Neuromarketing son: imagen por resonancia magnética, respuesta galvánica de la piel (la base de la tecnología polígrafo, también conocido como detector de mentiras), el eye-tacking, ritmo cardíaco…

A pesar de algunos retos en su contra como el elevado coste, la dificultad de comunicación entre científicos y comunicadores o los límites éticos, la disciplina del Neuromarketing se está convirtiendo en una de las más demandadas entre profesionales y expertos.

Gracias a los avances del campo de la neurociencia, se están llevando a cabo innovaciones que permitirán a las empresas y marcas leer las mentes de los consumidores.

Por tanto, podemos decir que el futuro del Neuromarketing es prometedor y que aun estamos viviendo su etapa de nacimiento, y por tanto, aun nos queda mucho por desarrollar.